Artículo

Situación de la salud de las Américas

Situación de la salud de las Américas

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), publicó su informe del año 2018 sobre los indicadores básicos de la situación de salud y sanidad en Colombia y la región. Indicadores Salud OPS 2018

 

El informe resalta que la esperanza de vida es de 80,2 años para las mujeres y de 74,6 para los hombres en la región de las Americas, con una población total cercana a 1.000 millones de habitantes.

 

Específicamente en Colombia en promedio la población tiene una esperanza de vida de 74,7 años. Por género la situación es diferente, las mujeres se acercan a los 80 años (78,3), mientras que los hombres viven menos de 72 años. 

 

Principales causas de muerte

 

Las principales causas de muerte en la región están lideradas por las enfermedades no transmisibles, anomalías cardíacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares.  La tasa de mortalidad por enfermedades no transmisibles es de 428 personas por cada 100.000 habitantes, siete veces más alta que la tasa de mortalidad por enfermedades transmisibles (infecciosas), con 60 personas por 100.000 habitantes.

 

Mayores riesgos

 

El informe de la OPS indica que en Colombia el 8,8 por ciento de los niños están en riesgo de pesar menos de 2.500 gramos al nacer, con el agravante de que menos de la mitad de los recién nacidos (42,8 por ciento) son alimentados unicamente con leche materna en los primeros seis meses.

 

El indicador de desnutrición crónica en niños menores de cinco años señala que el 12,7 por ciento de ellos la padecen, mientras que el sobrepeso en el mismo rango alcanza casi el 5 por ciento.

 

El sobrepeso afecta al 56,6 por ciento de los hombres y al 61,2 por ciento de las mujeres, un indicador directamente relacionado con la mínima actividad física recomendada, en promedio el 40% de colombianos adultos practica algún tipo de ejercicio periódicamente.

 

La hipertensión afecta al 20 por ciento de los colombianos y los problemas con el azúcar en la sangre al 10 por ciento, ambas patologías relacionadas con el consumo de alcohol.

 

Estos indicadores representan un reto para el sistema de salud y reafirman la necesidad de mejorar nuestros hábitos.

 

 

“En la medida en que los datos generados por los indicadores provengan de fuentes de información de calidad que sean precisas y verificables, la toma de decisiones estará mejor informada y habrá mayores oportunidades para mejorar la implementación de intervenciones que puedan tener un mayor impacto en los resultados de salud.” Dra. Carissa F. Etienne - Directora OPS

Archivos adjuntos

pdf

Comentarios