Artículo

Embarazo en pandemia

Embarazo en pandemia

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (PAHO), en relación con el riesgo de contagio de la COVID-9 en mujeres embarazadas explican que: “hasta el momento, no hay evidencia de que las mujeres embarazadas presenten un mayor riesgo de enfermedad grave o compromiso fetal. Las medidas apropiadas de Prevención y Control de Infecciones (PCI) y la prevención de complicaciones descritas para la población general adulta, también se aplican a las mujeres embarazadas, incluidas las que presentaran aborto espontáneo, pérdida fetal tardía y mujeres posparto/ postaborto”. Ante esta preocupación y para conocer mejor sobre los cuidados y complicaciones que se pueden presentar en la gestación durante la pandemia, se conversó con el doctor Roberto Carlos Martínez Morales, especialista en ginecología y obstetricia por la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Rio, Cuba; quien respondió a varias inquietudes.

 

Una mujer en estado de gestación que se contagia de COVID-19 ¿qué complicaciones podría presentar?

En este tema se debe considerar las complicaciones relacionadas con el virus y las vinculadas con la gestación. En cuanto a las primeras son las mismas para la población en general, donde la mayoría cursa de forma asintomática, y un menor grupo presenta trastornos respiratorios, digestivos, cutáneos, oftalmológicos, tromboembolismo y neurológicos entre otros, con síntomas que pueden ser leves o severos y llevar a la muerte. Por la otra parte, en cuanto a las complicaciones en relación con el embarazo, la mayoría de las pacientes analizadas en los reportes, que presentaron la COVID-19 en el tercer trimestre; es decir, luego de las 26 a 28 semanas de embarazo; no hay información disponible del impacto de la enfermedad en esta etapa; sin embargo, hay que mencionar que si la paciente embarazada entrara en sepsis y shock séptico que es un estado infeccioso grave, sí aumentaría el riesgo de aborto, parto pretérmico; bajo peso del niño al nacer acompañado de alteraciones en el neonato como trastornos neurológicos, oftálmicos y de audición.

 

¿Se puede transmitir el virus al feto durante el embarazo o el contagio se da en el parto?

La transmisión vertical que es el contagio del virus al feto durante el embarazo no ha sido demostrada. Ahora bien, una vez que se produce el nacimiento, sí se puede contagiar al neonato, por eso es muy importante que la madre use la mascarilla y se lave las manos de forma correcta antes de cada contacto con su bebé.

En caso de confirmar que una mujer embazada se contagió del virus, el primer paso es llamar a su ginecólogo o seguir el protocolo establecidos por las autoridades?

Lo correcto es hacer ambas cosas, primero seguir el protocolo establecido por las autoridades y además contactarse con su ginecólogo para definir parámetros de automonitoreo del bienestar fetal y conductas a seguir en cuanto a las semanas de embarazo en cuestión.

Una mujer embarazada y con COVID-19 ¿qué tipo de cuidados debe tener en casa?

En primer lugar las medidas básicas para proteger al resto de la familia y a la comunidad como son: aislamiento por 14 días, lavado de manos y uso de mascarilla. En cuanto a la alimentación esta debe ser lo más sana posible, evitar la comida chatarra, el exceso de azúcar, grasas animales, alimentos fritos. Debe preferir las verduras, los carbohidratos y las proteínas. Además, ingerir abundante líquido en especial agua. También es necesario que continúe tomando las vitaminas habituales del embarazo prescritas por su médico como el ácido fólico, hierro, calcio y aspirina. En cuanto al ejercicio físico, se debe recordar que estamos ante una enfermedad que causa dificultad respiratoria, es poco probable que la paciente lo tolere debido a que la demanda de oxígeno durante el ejercicio aumenta y la capacidad de ventilación pulmonar disminuida va a causar malestar.

 

¿Qué medidas de seguridad se deben tomar tanto para los médicos, mujer embarazada portadora del virus y el recién nacido al momento del parto?

El personal que va a asistir al parto debe estar provisto de todo el equipo de protección personal. La paciente durante el trabajo de parto, de forma habitual respira con rapidez y libera gran cantidad de aerosoles por lo que, la probabilidad de contagio aumenta de forma exponencial. Por eso es muy importante que la madre se coloque una mascarilla adecuada y que la tenga colocada de forma correcta todo el tiempo. En la práctica, se observa que los dolores del parto y el estrés hacen que la paciente no tolere la mascarilla, por lo que, se la retira o se la coloca con la nariz por fuera y eso no es correcto.

Si la madre desarrolló la COVID-19, ¿puede amamantar a su bebé?

Sí, hasta el momento no hay evidencia que contraindique la lactancia. Lo importante es que mantenga los cuidados necesarios cuando esté dando de lactar; es decir, usar y colocarse de forma adecuada la mascarilla, lavarse las manos, los brazos y las mamas correctamente.

La atención en todas las áreas de salud han cambiado, ¿es efectiva la telemedicina para un seguimiento ginecológico durante el embarazo?

Según el trimestre del embarazo y las condiciones socioeconómicas de la paciente. Al inicio del embarazo puede ser muy útil, pero, cuando la gestación va avanzando es necesario por ejemplo escuchar los latidos del corazón del bebé, entonces si la familia puede obtener un Doppler fetal que es un equipo para escuchar la frecuencia cardiaca del neonato, es posible continuar con este tipo de atención, aunque no todos tienen la habilidad para encontrar el lugar exacto donde se escuchen los latidos con claridad. Además, queda pendiente la ecografía que en la actualidad es un elemento extremadamente útil en el control del embarazo. Son varios los factores que influyen en esto, pero, específicamente para los 14 días de aislamiento en caso de la COVID-19, si es una muy buena herramienta.

 

Como familiar ¿qué puedo hacer para ayudar?

Dar apoyo y ser empáticos. Estamos hablando de una mujer embarazada que de por sí ya está preocupada por su bebé, si a esto le agregamos que tiene COVID-19, se suman los miedos para su salud relacionados con la enfermedad. Además, si tiene otro hijo, su angustia aumenta porque no podrá atenderlo durante al menos 14 días. También su estrés se elevará por las labores de la casa que tenga a cargo y que no podrá realizarlas. Considerando todo este entono, como familiares es importante conocer los signos de alarma en relación al embarazo y los de gravedad de la COVID-19; y con ese conocimiento estar dispuestos en todo momento a ayudar a esa futura mamá.

 

¿Qué podría decirles a las mujeres embarazadas en este contexto de pandemia?

A las embarazadas decirles que esta enfermedad es muy seria y altamente contagiosa que ha cobrado la vida de muchos. Deben extremar las medidas de seguridad y no exponerse para que no le falten a sus hijos. No hay nada que sustituya a una madre y si el pilar de la sociedad es la familia, el pilar de la familia eres tú.

 

¿Algo en especial que añadir?

Acostumbro decir que: “Lo efectivo no es preocuparse, es ocuparse”, debemos ser diligentes con el cuidado de nuestra salud, disciplinados para cumplir los protocolos establecidos por las autoridades, y no apartarse de Dios para quienes son creyentes.

 

Palabras clave: Embarazo y Covid-19, Complicaciones en el embarazo, Parto y Covid-19, Medidas de seguridad, Cuidados en casa, Telemedicina.

 

 

Comentarios